Guía turística de Piriápolis

Guía de viajeros - Club de Turistas
Estás en: Inicio > Guías de viaje > Piriápolis

Versión español Versão Português English version Deutsch version Versione italiana

Piriapolis desde Ruta 9

Autor: Alejandra Sellanes
Club de Turistas Ver más guías Imprimir la guía de Piriápolis Guía de la ciudad Alojamiento y Hoteles en Piriápolis Pronóstico del tiempo en Piriápolis Fotos de Piriápolis Restaurantes y bares Más informacin de Piriápolis Remitir recomendaciones y comentarios Piriápolis

Otros destinos de Uruguay y el mundo

 La Pedrera, Uruguay  Costa Brava, España  Granada, España
 Foz de Iguazú, Brasil  Porto Alegre, Brasil  Porto Seguro, Brasil

(Última actualización: )

Si venís por Ruta 9, a la altura del km 91, paraje "Cerros Azules", hay un excelente paseo para grandes y chicos: el Criadero de Yacarés, donde no sólo han logrado reproducción en cautiverio de yacarés (para su liberación posterior en zonas propicias) sino de tortugas morrocoyo, otra especie protegida. El paisaje es espectacular, la información justa y la entrada muy accesible. Un emprendimiento muy cuidado, en su mantenimiento y en la atención al visitante que no hay riesgo en recomendar.

Muy cerca de ahí, en Estación Las Flores, tomando al Sur por la Ruta 71, se encuentra el Castillo Pittamiglio, vale la pena visitar. Más adelante por Ruta 9, tomando a la izquierda está la tranquila ciudad de Pan de Azúcar, que recibe a sus visitantes con murales pintados por reconocidos artistas plásticos nacionales, a la vuelta de cada esquina. Si fuiste en auto podés pasear por la ciudad y te vas a encontrar con varios de esos murales, aunque algunos han sucumbido al desgaste del sol y el tiempo.

Continuando el recorrido

Y ahora sí... hacia el Sur. La pintoresca Ruta 37 corre entre cerros, imposible no ver la imponente cruz en la cima del Pan de Azúcar. En la ladera del cerro está la conocida reserva de Fauna. Allí hay no sólo animales autóctonos en peligro de extinción, sino una variada gama de animales de distintos hábitat (bañados, serranías, montes). Lo mejor es mirar bien el plano que está en la entrada. Podés recorrerlo todo o hacer una ruta más corta esquivando el mirador. Cualquiera sea el camino vas a quedar satisfecho. Estuvo cerrado algún tiempo pero hoy está abierto al público, correctamente señalizado y mantenido, con animales en cautiverio y semi cautiverio, entretenidos laberintos a la sombra, de metraje señalizado en las entradas, parajes con bancos de madera, caminería y cartelería muy completa de flora y fauna. Luego de algún tiempo cerrado, la remodelación de la reserva se cristalizó en el 2002. Sólo este es un paseo que vale la pena y al que seguramente querrán volver... Pero aún falta la mayor aventura: subir hasta la cima del Pan de Azúcar por un camino señalado en rocas y troncos. Nunca suban muy tarde (porque si la subida demora, bajar del cerro tarda aún más y es más difícil), y lo más importante lleven una botella de agua, seguro la van a necesitar. Si no llevaron, hay un bar en la entrada al parque donde pueden comprarla. Y para los que aún conserven un poco de aliento, en la cima nos espera la cruz, que puede subirse por la estrecha y larguísima escalera. Tendremos como premio una vista excepcional del mar azul, la ciudad, verdes valles y sierras, en fin, un deleite para los sentidos. A la entrada de la reserva, para los chicos, hay un excepcional parque con juegos infantiles: están bien cuidados, son entretenidos, muy variados, para todas las edades y, no menos importante, hay asientos para que los adultos puedan tomarse un descanso.

Siguiendo hacia Piriápolis por la ruta 37, encontramos el famoso Castillo de Piria, fundador del balneario. El que fuera su hogar, alberga hoy muebles y objetos de época en excelente estado de conservación y una curiosa colección de 777 piedras en forma de corazón. Se pueden realizar visitas guiadas y la entrada es libre. Junto al Castillo están aún las ruinas de lo que fuera el pueblo andaluz, construido hace unos años para la serie de televisión "Curro Jiménez" (tal vez solo los viejos se acuerden). Hoy presenta un estado descuidado y semi-ruinoso, con un depósito de neumáticos y basura y su atractivo se limita a ver como es un pueblo "falso".

Casi llegando a la ciudad, está la Iglesia de Piria, construida en los albores del siglo pasado y nunca inaugurada. Según se dice fue totalmente terminada pero nunca se llegó a celebrar una misa. Ya llegando a la ciudad, nos recibe el Parque de la Cascada. Es un excelente lugar para comer un asado (hay una extensa zona cuidada y prolija con numerosos parrilleros techados, canteros con flores, mesas y asientos) o simplemente disfrutar a la sombra de innumerables árboles añosos. Hay un muy pequeño conjunto de animales y algunos juegos para niños, con poco mantenimiento. La cascada de agua que le da nombre y la corriente que la provoca no está en muy buenas condiciones de limpieza. Igual, vale la pena la visita.

Y finalmente, la luminosa Piriápolis, abierta al mar. Pero la ciudad amerita comentarios aparte. Por ahora lo mejor es encontrar un buen alojamiento donde preparar el próximo itinerario.

 

Otras guías de Piriápolis

Piriápolis desde Ruta 10 | Ciudad de Piriápolis |

Agencias online de alojamiento en Piriápolis

Los enlaces de abajo no son publicidad. El Club de Turistas reconoce estas empresas como seguras y con los precios más baratos.

Oferta de booking.com en Piriápolis

 

Fotos de Piriápolis

 

Recomendar - Restaurantes y bares (Piriápolis)


No hay recomendaciones aún. Recomendar - Restaurantes y bares (Piriápolis)

 

Más informacin de Piriápolis

Si no te alcanza con la información que te brindamos aquí, listamos abajo nuestra selección de enlaces referidos al turismo en Piriápolis. Esperamos que sea de utilidad